Chipá


CHIPÁ,  receta de   de GLU.FRI  con ayuda mía

Se trata de un pan pequeño, redondo,  de queso y almidón de yuca, originario  de la zona del Chaco que comparten   el sureste de Bolivia,  el noreste del Paraguay y el noreste  de Argentina   El gran problema está en el queso.    Si ven veinte recetas de chipá  (a veces lleva acento, a veces, no)  solo en las paraguayas encuentran la misma indicación:  queso Paraguay.  Como creo no se encuentre fácilmente fuera de Paraguay,  ni tampoco el queso Mar del Plata que sugieren las recetas argentinas,  un vecino paraguayo me indicó  que lo mas apropiado sería utilizar gruyere importado, quienes lo encuentren en su país.  De lo contrario,  un queso no demasiado suave que tenga un sabor parecido al gruyere.  Tambien podría ser el Edam de bola.

 En caso contrario, usar un queso nacional, de sabor fuerte,  añadirle un par de cucharadas de parmesano rallado y experimentar hasta encontrar algo que les agrade,  aunque no sea el sabor auténtico.  Siempre he sostenido que puedo hacer  algo que lleve filetes de canguro, porque jamás ire a Australia a  enterarme de cómo debería ser el sabor.  En cambio, cuando lo sé,  averiguo y pregunto hasta encontrar alguien que me informe porque creo que,  si no tengo lo auténtico, lo mejor es que lo que logre  sea lo mas parecido posible.

 Un dato importante: el chipá se come recién hecho, mejor si aún está caliente.  De un dia para otro pierde el sabor y, además, se pone gomoso.

 

250 grs. de almidón de yuca,  amarga o agria,  (fécula de mandioca agria)  tamizado con la ayuda de un colador .  Desechar los granitos

175 grs. de queso gruyere en trocitos o rallado

50 grs. de queso parmesano rallado

50 grs   (2 cucharadas) de mantequilla o margarina

1 huevo

Entre ¼  y ½ taza de leche

1 cucharadita de sal

Pimienta optativa

1 cucharadita de polvo de hornear

Diluír la sal  en la leche

Poner en un cuenco la mantequilla a temperatura ambiente y los quesos  y mezclar para obtener una crema, añadir el huevo y la sal. Pueden trabajar también con una procesadora.

Incorporar el almidón de yuca  poco  a poco y  gradualmente la leche, hasta formar una masa de consistencia media, que se despegue de los dedos.

Formar unas esferas de 3-4 cm de diámetro y colocar en una placa ligeramente enmantecada ,distanciadas entre ellas porque crecen y  se pegan.

Cocinar en horno precalentado  a 350ºF  o 180ºC,entre  15 y 20  minutos aproximadamente. Hasta que se vean ligeramente dorados

Esta es una preparación que, como se dice en Roma tiene que ser; “cotta e magnata”, cocinada y comida porque si no, despues de un dia,  se ponen gomosos y  luego  se secan.  Se dice que recuperan  la consistencia adecuada poniéndolos en una bolsa de papel  mojada y dejándolos allí a horno muy suave hasta que el papel esté seco.  Pero yo no he hecho la prueba.

Hay dos alternativas: preparar el número de chipás que se supone se van a comer y lo que sobra de la masa se guarda en la heladera por algunos días, o se congelan.

Advertencia para lo no celiacos: esta vez tienen que usar si o  si  el almidón de yuca., No se puede sustituir con harina común de trigo.  De otra manera,  no son chipá !!

Anuncios

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Pan y sustitutos del pan y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s