Huevos de maíz


Esta receta fue creada por la señora Lutecia Adam  y yo la tomé de su libro  EL  GRAN LABORATORIO DE LA NATURALEZA.

Como buena parte de los platos hechos con harina de maíz,  tiende a endurecerse con el paso de las horas.  Asi que es receta para hacer y servir caliente.  Por lo demás, no diré que es deliciosa, pero si hace un cuadro bonito  y se deja comer.  Y es un buen sustituto del pan.

Siento que los huevos hayan salido cuadrados.  Sucede que utilicé para darles forma una hoja de papel aluminio y la masa se pegó al mismo.  La próxima vez usaré el truco de las empanaderas de mi tierra, estiraré la masa sobre una hoja de plástico o envoplast y me ayudaré con la misma a dar forma cilíndrica  a estos huevos de maíz.

 

1 taza de harina   precocida de maíz blanco, sin gluten

1 taza de agua caliente pero sin que uno se llegue a quemar

½ taza de harina precocida  de maíz amarillo, igualmente sin gluten   

1/3 de taza de agua caliente

3 cucharadas de mantequilla o margarina, derretida o a punto de pomada

1 yema de huevo

ajos majados  (cantidad al gusto pero no demasiado)

Sal

Una olla lo bastante ancha para que entre el paquete del cilindro de masa, sin verse apretado entre los costados de la olla

Agua hirviendo, cantidad suficiente para cubrir el cilindro de masa

Sal

Poner en un cuenco  la taza de agua caliente y una cucharadita de sal.  Verter sobre el agua la taza de harina de maíz blanco, primero revolviendo y luego amasando.  Si se la nota muy floja,  añadir un poquito mas de harina.

Hacer igual cosa con la media taza de maíz amarillo.  Una vez amasado, añadir el  ajo, la yema de huevo  y la mantequilla o margarina.  Amasar.  Si se siente muy floja,  agregar harina adicional,  por pequeñas cantidades hasta que alcance el punto de separarse de las manos.  Si por el contrario, se la nota demasiado dura,  agregarle una pizca de agua y de la clara del huevo.

Extender sobre el plástico la masa de maíz blanco, con mas o menos 1  ½ cm. de espesor.  Formar un cilindro lo mas parejo posible con el maíz amarillo.  Alisar las irregularidades con  un dedo mojado en agua.  Ponerlo sobre el maíz blanco y, con ayuda del plástico, enrrollarlo.   Cortar con un cuchillo la parte de masa que se  piense es sobrante y taponar los dos extremos remetiendo la masa blanca.  Hacer lo que sea necesario para que el rollo quede redondo.

Tomar  una hoja de papel aluminio y, sin apretar, sellar doblando los bordes en forma tal que no entre el agua.  Echarlo en el agua hirviendo a la cual se le habrá puesto sal  Tomar nota de la hora.  Dejar cocinar unos 20 minutos o hasta que el paquete flote.

Sacar del agua y dejar que enfríe un poco,.  Abrir el paquete, colocar en un plato de servir y con un cuchillo muy afilado cortar las rodajas del huevo de maíz.  Servir caliente, acompañando carnes, pescado, huevos o cualquier otro plato que se desee acompañar con un sustituto del pan

Anuncios

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Pan y sustitutos del pan, Platos a base de vegetales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s