Torta pascualina


Supongo que argentin@s y uruguay@s se rasgarán las vestiduras y me  considerarán hereje merecedora de la hoguera.  Porque  como me resultaba muy difícil  el lograr hacer con harinas sin gluten  las 7 capas de masa que lleva la torta en su versión  usual,  utilicé la masa de polvorosa que  en Venezuela se usa  para el pastel de pollo con costra de polvorosa.  Y me gustó   el sabor.  Asi que aqui la tienen.  

Olvidaba.  Las cantidades están calculadas  para un molde de lados desmontables de 18 cm. de diámetro y  unos 4 cm. de alto, que nos da una ración, per capita,   para 4  personas.   Con esta masa, el molde debe de ser de lados desmontables o separables, no de silicona o del tipo que se  saca la base empujando hacia arriba.  Eso porque la  pasta al estar  cocida es muy quebradiza, y si se desmolda volteando  el molde o empujando, lo mas probable es que  se desprendan  trozos de masa  afeando  la torta.  Tambien es importante el grosor de la pasta.  Una  capa mas delgada  se cuartea al hornear, como se ve en la foto.

Pascualina 3

Ingredientes para la masa

  •  
  • 1 taza de harina de arroz
  • 1 taza de  maicena
  • 6 cucharadas de manteca de cerdo o de manteca vegetal a temperatura ambiente.   Pueden ser la americana Crisco, la mexicana INCA, la centroamericana Doral o la venezolana Los tres cochinitos
  • 4 cucharadas de mantequilla o margarina
  • 4 yemas de huevo  (las claras se pueden usar para hacer merengues)
  • ¼ de taza de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Para hacer la masa

Se mezclan  y ciernen las harinas junto con la sal.  Se reservan

En un envase que pueda contener toda la masa,  se ponen juntas manteca y mantequilla.  Se trabajan  con tenedor o con una cuchara de madera hasta unirlas bien.  Se añade el azúcar  e igualmente se mezcla bien.  Agregar luego las yemas, una a una, mezclando.  Por último se ponen las harinas  que se van uniendo a la mezcla con la ayuda de una cuchara de madera.  Resulta una masa muy suave que se termina de unir con toda la rapidez posible, amasando un poco, de preferencia con la punta de los dedos.  Puede ser conveniente refrigerar un poco antes de pasar a la confección del pastel.  Pero no dejar la masa en refrigeración mas de unos 45 minutos.

Ingredientes para  el relleno

  • 6 atados de acelga
  • 6 atados de espinacas
  • pan duro sin gluten  y leche para remojar (Suprimible.  Yo no lo puse)
  • 7 huevos
  • 100 grs. de queso parmesano rallado
  • Sal, pimienta  y nuez moscada al  gusto
  • En mi opinión, no le quedarían mal unos cuantos piñones 

Para  hacer el relleno

Mezclar las espinacas y las acelgas previamente hervidas, escurridas y picadas  o secadas en la sartén e igualmente picadas menudo; la miga de medio pan mojado en leche y exprimida; tres huevos enteros pero, si son muy grandes debe eliminarse parte de la clara; 100 grs de queso parmesano  rallado; condimentar con sal, pimienta y nuez moscada rallada y revolver bien.  Amasar para tener la seguridad de que todo esté bien unido.

Armar la tarta.

Dividir la masa en dos partes desiguales: 2/3 y 1/3.  Poner entre dos hojas de papel parafinado o de plástico la porción mayor.  Aplastar un poco con la mano  y luego estirar con el rodillo de amasar  (palote, uslero) hasta tener un pedazo mas o menos redondo,  mayor que el diámetro del molde mas los costados y de ½ a 1 cm. de espesor.  Forrar  un  molde de lados desmontables  por la cara interna, previamente  enmantequillada o forrada con papel encerado igualmente enmantequillado.  Debe sobrar masa  por sobre los bordes del molde.

 Colocar el relleno sobre la masa, cuidando que no queden espacios vacíos  y que  la superficie esté  lisa.  Hacer tres o cuatro hoyitos en el relleno y poner un huevo en cada uno, vigilando que la clara no se desborde de los mismo. El número de huevos depende un poco del tamaño que se le haya dado al pastel.

 Estirar el resto de la masa, cubrir con ella el molde y apretar bien los bordes.  Si sobra masa, puede hacerse con ella un cordoncito para poner en los bordes o adornar la superficie del pastel.  Llevar nuevamente al horno unos 20 minutos, hasta que dore un poco.  Si empieza a dorar antes de ese tiempo, cubrir con papel aluminio para evitar se queme.

 Permitir que refresque unos 10 minutos y luego servir. Si, como es preferible,  se ha usado un molde de lados retirables, es el momento de quitarlo.

La receta del relleno fue  tomada de http://www.euroresidentes.com/recetas/cocina argentina

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Pasteles salados y pudines, Platos a base de vegetales, Recetas cocina sin gluten y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s