Galletas de coco y quinoa


Tomé esta receta, si mal no recuerdo ya que  no lo anoté,  de Ana y Victor, caminantes, subida al grupo de Facebook  500.000 recetas para celiacos.

Pero, cuando quise hacerlas, me encontré con que no  podía ponerles cardamomo porque no tengo, ni usar horchata de chufa porque tampoco  tengo ni se la encuentra en el país.  Asi que hay algunas variantes respecto a la receta original.  Pero la foto si corresponde a  mi versión de las galletas de coco y quinoa.  Eso si, sugiero ponerles un poquitín mas de  harina porque las masa con esas cantidades resulta muy blanda y difícil de hacer con ella bolitas

Galletas coco y quinoa

125  grs coco rallado

25 grs quinua

50  grs  maicena

25 grs. harina de arroz integral

40  grs azúcar

1 gr. Cardamomo, que yo no usé

½ taza de horchata. Usé 1/2 taza de leche de coco

Canela en polvo

Mezclar los ingredientes secos  incluyendo  la canela.  Añadir la leche y mezclar con una cuchara  hasta obtener una masa  uniforme.  Con una cucharilla tomar porciones de masa y hacer bolitas que se colocaran en una hoja de silicona y se aplastarán un poco.    Llevar a horno precalentado a 180°C durante unos 20 minutos.  Deben quedar doradas para que tengan firmeza.

Se sugiere consumirlas el mismo día porque se aflojan.  Pero en caso de que no se pueda, volver a llevar al horno, a unos 100°C   por unos 10 minutos máximo.

ADDENDA-    Quise hacer nuevamente  estas galleticas, pero no tengo horchata de chufas  y la leche de coco Viocar, sin gluten,  se subió a las nubes.  Así que, como si tenía almendras, procedí a quitarles la piel y molerlas un largo rato en la licuadora, con  menos de 1/2 taza de agua.

Resolví no colarla porque después de todo, el coco  y la propia quinua  ofrecen bastantes trocitos y pensé que asi quedarían mas crujientes.

Al ir a formar las galletas, me di cuenta que si aplastaba el montoncito con la mano derecha, en parte sobre la palma y en parte sobre los dedos de la palma  izquierda, se obtiene una forma similar a la de una concha marina y que puedo desmoldar a la lámina de silicona simplemente volteando la mano sobre la misma.  Asi las hice todas.

Hornee mis galletas. Pero a la media hora de sacadas del horno  se notaban blandas.  Como aun tenía encendido el horno,  se me ocurrió volverlas a poner en la lámina, bajar el horno al mínimo y allí las dejé por mas de una hora.  La verdad es que se me olvidaron. Pero también es cierto que  las tres que me acabo de comer ya tienen cinco días de hechas y  están de un crujiente delicioso

Quedan asi mejor las mas delgadas y apenas ligeramente tostadas en el primer horneo, que es cuando se cocinan.

 

 

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Galletas, Recetas cocina sin gluten, Tortas y otros postres y dulces y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s