Caviar de berenjenas, no vegano


Pero podría serlo.  Vegana quiero decir, siempre que  no se añada el sabor a pescado.

Es una vieja y bastante conocida receta, ideal para picotear mientras se ve la TV, untada sobre pan tostado o  rectángulos hechos con masa quebrada (ver receta aquí) salada.  Y con un poco de imaginación, sabe a caviar.

La receta fue tomada de la columna de Doña Remedios que era publicada todos los domingos en el diario “El Universal” (al menos eso creo), pero también tengo una casi idéntica que aparece en “La imaginación al perol”, el libro de Marina Domecq.  La diferencia está en que la señora Domecq no utiliza las huevas de pescado o  las anchoas, con lo cual la receta queda completamente vegana pero, si exceptuamos  la crema de ajonjolí  (sésamo)  que se le pone a la receta árabe, no hay mayor diferencia con el babagannuj libanés.

Edito. Acá tenemos la foto.  La hice  (y la equivocación de asar la berenjena de la greixonera se debió  a que eran dos: una asada y otra frita y las ase todas dos) únicamente para complacerlas a ustedes y que tuvieran su foto

Caviar de berenjenas 2

3 berenjenas bien maduras, cuidando que no tengan bichos

1 cebolla grande bien rallada

Dos o tres huevas de lisa  ralladas o muy majadas.  A falta de las mismas, anchoas igualmente majadas, cantidad al gusto

Aceite, la cantidad que sea necesaria. De oliva o de lo que prefieran.

Sal, si no se utilizan  las huevas o las anchoas

Pueden también añadirse unas gotas de limón, cantidad al gusto

Asar las berenjenas, directamente al fuego con la piel untada de aceite  (es lo mejor, pero hay que estar dispuesto a limpiar después) u hornearlas, con o sin envolver en papel de aluminio.  Al ennegrecer  la piel si se trabaja a la parrilla o después de uno 45 minutos al horno, retirar del mismo y quitar la piel cuidando de no quemarse.

Majar la pulpa, bien sea estrujándola entre las manos y eliminando el líquido que sueltan, en un mortero o con el botón de moler o toques muy breves  en la velocidad mas baja, en la licuadora.  Retirar, poner en un  cuenco e ir añadiendo  la cebolla y mezclando con una cuchara de madera.  Ir agregando el aceite y revolviendo como cuando se hace una mayonesa casera,  hasta que espese. Añadir las huevas o anchoas, mezclar bien y, si se desea, poner también el limón.

Poner en un recipiente de vidrio o cerámica y dejar reposar, puede ser en la nevera.  Para servir es mejor usar una cucharilla o cuchillo  de plástico o de madera, ya que el metal podría ennegrecer la mezcla.

 

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Antojitos, botanas, tapas, picoteo, pasaboca, pasapalo, Platos a base de vegetales, Recetas cocina sin gluten y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s