Greixonera de berenjenas


Mientras escribo esto, se decide la suerte del mundial de futbol.  Es emocionante el hacerlo asi.

En algún momento de la semana, vi en el blog  LECTURAS, YANTARES Y OTROS PLACERES de Abraham Quintero esta receta y me   empeñé en que tenía que probarla, aunque fuera  un poco complicado el prepararla.

Para empezar, estaba el problema de la greixonera, un recipiente ovalado,  de barro vidriado por dentro y dotado de tapa, que hoy en día no se fabrica.  Los que existen son tesoros de las familias de las islas Baleares.  Principalmente se les utiliza para preparar una especie de budín de pan, a base de ensaimadas  (para simplificar digamos  que es un pan dulce), pero también se lo  usa  para cocinar otro tipo de cosas, como es este caso.  Por supuesto, no tengo una greixonera, pero  vean lo que usé:

Greixonera

Reconozco el haber modificado un poco la receta.  El uso de la cebolla en la salsa de tomates asi como el añadir una capa de ellas fritas, el tomillo y la mejorana fueron invenciones mías.  Lo de asar  la berenjena fue producto de una equivocación, pero creo   el resultado no estropeó demasiado  el sabor del conjunto.

Espero la disfruten.  A mi me agradó muchísimo

 

GREIXONERA D’ALBERGINES

 

Ingredientes:

  • 4 berenjenas tiernas
  • 2 pimientos (pimentones) rojos gruesos
  • 4 papas medianas

1Kg de de tomates maduros (aumenté la cantidad)

  • 2 cebollas grandes cortadas en medias ruedas muy finas y 1 mediana cortada en cuadritos pequeños
  • 5 dientes de ajo
  • 2 tazas de aceite de oliva
  • Sal, pimienta, tomillo molido, mejorana

 

 Preparación:

 

Las berenjenas se lavan, se cortan en ruedas de 5mm de grosor. Se salan y se les deja que lloren su amargura por unos 30 minutos.  Esto no lo hice `porque aún no he encontrado en Venezuela una berenjena que resulte amargosa.

Las papas se pelan, se cortan en ruedas y se remojan en agua fría.

Los tomates se pelan, despepitan y cortan en trocitos.

El ajo se pela y se corta menudito

Asamos los pimentones en el horno por media hora. Eliminamos la piel y las semillas. Con las manos se cortan en tiras.

Con un poco de aceite de oliva ( el blogger señala usar  ½ taza, me pareció mucho 2 tazas) se van friendo las ruedas de papa, que se han  secado con papel de cocina. Cuando comienzan a dorar se van pasando a un plato con papel de cocina para que escurran. (Nota: lo hice, pero me parece que no hace falta, que basta con cocinarlas en agua ¾ de cocción o bien untarlas de mantequilla y dejarlas al calor que absorban ese sabor)

Con el aceite apenas tibio o una mezcla de aceite y mantequilla, se cocinan las medias ruedas de cebolla, a fuego muy bajo, hasta que se las pueda partir con una cuchara de madera. Rociar con pimienta, poner dos o tres cucharadas de vino blanco y continuar cocinando hasta que el vino evapore.  Reservar.

Lavamos y escurrimos bien las ruedas de berenjena. Hay que exprimirlas bien, pero con cuidado. Se van friendo las ruedas de berenjena. Cuando comienzan a dorar se trasladan a un plato con papel de cocina para que drenen. Es asombroso, pero con este método las berenjenas casi no absorben aceite. (No las freí: absorben demasiado aceite para mi gusto y el de mi colesterol. Las cociné al horno, envueltas en papel aluminio)

En el mismo aceite, sofreímos la cebolla cortada en cuadritos y la mitad del ajo picado. Agregamos el tomate, sal y pimienta y lo hacemos reducir a fuego suave, hasta confitar.

En la greixonera (en mi caso ya vieron que se trataba de  un pyrex con tapa pero podría no tenerla y tapar con papel aluminio), colocamos una capa del tomate confitado. Encima colocamos las papas fritas que rociamos con sal y mejorana y cubrimos con otra capa de tomate.    Luego las berenjenas, salpimentamos y espolvoreamos con tomillo y colocamos más tomate.

Sobre esta capa, ponemos la cebolla, que cubra bien la superficie.   Y, por último, las tiras de pimentón asado, el resto de la salsa y el ajo picado que habíamos reservado.

Llevarla al horno por unos 30 minutos. Depende de la temperatura del horno. Lo importante es que todo se confite en sus propios jugos. Se deja refrescar un poco para que  los jugos se reduzcan (Yo hornee, tapado, por ¾ de hora. Y luego bajé la temperatura del horno al mínimo y dejé que redujera y espesara el líquido, básicamente el de los tomates. En total, estuvo en el horno un par de horas.)

Gretxonera de aubergines 3

 

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Platos a base de vegetales, Recetas cocina sin gluten y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Greixonera de berenjenas

  1. Se ve sabrosa. La greixonera mía era de la suegra de mi tía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s