Empanadas libanesas de acelga


Estas triangulares empanaditas  (empanadillas, si quien lee es español)  son criaturas muy caseras.  Rara vez se las ve en un restaurante, aun cuando siempre están presentes en los agasajos que dan familias libanesas o señoras que tienen amigas o parientes libaneses.  De hecho fue asi  que de niña las conocí  y  había doblado la edad que en esa época tenía cuando surgió  en lo que entonces se conocía como La Gran Avenida  (el abuelo de los centros comerciales de Caracas) un salón de te que,  además de  dulcería francesa o suiza, ofrecía especialidades libanesas, entre ellas estas empanadas.

Las he comido en numerosas oportunidades.  Pero jamás las he hecho. y un conjunto de recetas árabes que carezca de  indicaciones acerca de como hacer este plato,  no vale la pena ni de ojearlo.   Asi que no me quedó mas recurso que copiar  la receta del libro de Rachidi Souki de Assef.     Por la foto, será necesario esperar a que consiga un sitio  en el cual se preparen estas empanadas.  No se preocupen, no me va a costar ningún trabajo el comérmelas después.

Lo único es que, aparentemente, se necesita un condimento  (quiero decir, no se si es indispensable)  llamado  “sumac”.

Para la masa

1 1/2 taza de maicena e igual cantidad de almidón de yuca  (tapioca)

½ taza de leche

½ taza de aceite  (yo usaría el de girasol, que no tiene sabor)

Una pizca de sal

 

Para el relleno

1 Kg. de acelga picada  (no dice si solo las hojas o tambien los tallos.  Por seguridad, yo los cocinaría y los usaría para hacer una ensalada aderezada con tahini y ajo.  Tambien está en el libro)

7 cebollas cortadas finamente

1/3 de taza de sumac  (dice el libro que el sabor es ácido)

2 cucharadas de sal

½ taza de jugo de limón

¾ de taza de aceite

 

Preparar la masa en un bol, mezclando bien todos los ingredientes.  Dejar reposar mientras se prepara el relleno.

Lavar y escurrir bien las acelgas.  Blanquearlas en agua hirviendo.  Picarlas finamente  y mezclar con el resto de los ingredientes.  Controlar la sazón.

Extender la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada (yo preferiría poner un plástico arriba y uno abajo)  hasta que tenga un espesor de unos 2 mm.  Cortar porciones cuadradas de unos 9 cm. de lado.

En el centro de cada cuadrado de masa poner una cucharada del relleno.  Tomar la punta superior derecha y llevarla hasta la punta inferior izquierda. Oprimir para mantener unidas y repetir el procedimiento con las otras dos puntas, de manera que la empanada quede cerrada.  Poner las empanadas sobre una bandeja de hornear engrasada con aceite y llevar a horno precalentado a 300ºF  por 20 minutos o hasta que la masa dore un poco.

Servir a temperatura ambiente.

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Antojitos, botanas, tapas, picoteo, pasaboca, pasapalo, Cocina árabe, Pasteles salados y pudines, Platos a base de vegetales, Recetas cocina sin gluten y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s