Cafe al estilo árabe


Dado que tanto el cafeto como su fruto fueron encontrados originariamente en Etiopia, a principios del siglo XVI, y su cultivo y uso se difundió rápidamente por todo el mundo islámico, no es de extrañarse que su preparación sea también originaria de los países árabes. Pero en Occidente cambió, ligeramente, la receta. Creo que tan solo en esos países el café se hierve, en el resto del mundo se echa agua hirviendo sobre el café, aunque sean distintos los recipientes en los cuales se prepara.

En todo caso, el mundo entero está de acuerdo con el dicho árabe de que un buen café debe ser “negro como shaitan, caliente como el infierno y dulce como el beso de la mujer amada”.

cafeenlarama1ek

 

12 cucharadas grandes de café árabe muy molido Puede también usarse el que se compra en el automercado, siempre que sea de una buena marca y esté muy finamente molido. No usar café instantáneo.

1 cucharada de cardamomo molido. Pueden también ponerse las semillas, sin moler, en un infusor para el té. En todo caso, el cardamomo es indispensable. Puede ponerse también una rajita de canela o una pizca de azafrán.

6 cucharadas de azúcar.   El café al estilo árabe debe ser dulce, pero puede ajustarse un poco la cantidad de azúcar

1/2 litro de agua

 

Calentar el agua en un cazo o en ollas de cuello pequeño y asas grandes (finjas o tanakas). Disolver el azúcar cuando el agua esté caliente. No poner el azúcar cuando el café ya ha sido servido

Moler varias veces el café en un molinillo manual hasta obtener polvo de café, al cual le habremos añadido el cardamomo. Si se pone éste en un infusor, o en una muñequita de tela, agregarlo al agua ya hirviendo. Incorporar el café al agua cuando ésta hierve y comenzar a remover.

¡Cuidado! A partir de este momento el contenido de la olla se puede elevar y salir del recipiente; es en ese momento cuando hay que retirarlo del fuego. Se sigue removiendo, y repetir 2 veces esta operación.

Observar que en la superficie del contenido se vaya formando crema (espuma muy espesa); si no, el café estará mal hecho. Retirar la crema con una cucharilla y poner en un recipiente. Retirar también el cardamomo y la canela, si se usa.

Poner una cucharada de crema en cada taza y verter encima el café, desde la mayor altura posible, a fin de que se forme mas crema. Servir de inmediato.

Debe recordarse que en el fondo de la taza habrá la borra del café, que no es agradable de tomar

Abstenerse las personas que no les guste el café dulce. El café debe estar muy espeso y muy dulce y hay que repartir muy bien la crema.

Anuncios

Acerca de celiacoslatinoamericanos

Mujer, venezolana, celiaca. Me gusta cocinar y jugar en la computadora, leer y los animales de cualquier tipo.
Esta entrada fue publicada en Bebidas, Cocina árabe, Recetas cocina sin gluten y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s